Tratamiento EPI en Málaga Electrólisis intratisular percutánea - Claudia Juan Vigar

¿Qué es el tratamiento EPI® en fisioterapia?

El tratamiento EPI en fisioterapia es una técnica innovadora de punción seca que ha demostrado ser una de las más efectivas para tratar las lesiones de tejidos blandos musculoesqueléticos, tales como tendinopatías, lesiones musculares o fibrosis ligamentosas.

¿Qué es la EPI exactamente?

La EPI o Electrólisis Percutánea Intratisular consiste en aplicar de forma localizada y muy precisa una aguja muy fina, similar a las de acupuntura, a través de la cual se transmite una corriente galvánica de baja intensidad. Este proceso se realiza de manera ecoguiada. La aguja tiene un contacto directo sobre la lesión y gracias a la corriente eléctrica continuada provoca una irritación del tejido dañado en tiempo real. Esta estimulación de las células dañadas causa, a su vez, una leve respuesta inflamatoria natural que favorece la regeneración del tejido. Se trata de un proceso de autoreparación fisiológica.

La EPI consigue acelerar la recuperación y contribuye a evitar las recaídas, motivo por el cual es un tratamiento muy utilizado en la fisioterapia deportiva.

La técnica EPI en fisioterapia, fue creada por el Doctor José Manuel Sánchez tras muchos años de investigación en el campo de la regeneración y fisiopatología de los tejidos blandos y se ha seguido desarrollando en esta última década también gracias a otros equipos importantes como el de MVClinic. A raíz de comprobar sus buenos resultados, su aplicación se ha ido extendiendo y actualmente está considerada como uno de los mejores tratamientos para las tendinopatías y roturas musculares.

Si necesitas un tratamiento EPI en Málaga, la fisioterapeuta Claudia Juan Vigar, especializada en fisioterapia deportiva, tiene una amplia experiencia en la aplicación de esta técnica.

¿Es efectiva la EPI?

La EPI logra excelentes resultados sobre los tejidos blandos, pudiendo llegar a evitar la cirugía en casos de tendinopatías y roturas musculares. Además facilita una recuperación mucho más rápida y reduce el riesgo de recaídas. Por estos motivos es una técnica muy extendida en fisioterapia deportiva, especialmente en casos de lesiones crónicas o de difícil recuperación. 

En comparación con otros tratamientos convencionales de fisioterapia (ultrasonido, ondas de choque, etc), su eficacia es de en torno al 80% siempre que se aplique de forma correcta por un fisioterapeuta cualificado.

Hay numerosas investigaciones sobre la efectividad de la EPI que avalan sus resultados con evidencias científicas. Algunos de estos estudios pueden encontrarse publicados en prestigiosas revistas científicas como la Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología; British Journal of Sports; OA Sports Medicine Journal; o Muscle, Ligaments and Tendons Journal, entre otras. 

Tratamiento EPI en Málaga Electrólisis intratisular percutánea - Claudia Juan Vigar

 Tratamiento EPI en Málaga Electrólisis intratisular percutánea – Claudia Juan Vigar

¿En qué casos se recomienda la EPI?

La Electrólisis Percutánea Intratisular se recomienda especialmente para tratar lesiones de los tejidos blandos como tendones, músculos y atrapamientos nerviosos. Siempre debe ser un fisioterapeuta cualificado quien estime cuándo es adecuado aplicarla, tras explorar la lesión minuciosamente y evaluar el historial del paciente. 

La EPI puede aplicarse para tratar, entre muchas otras, las siguientes patologías:

  • Tendinopatías: tendinitis rotuliana, tendinosis isquiotibiales…
  • Epicolonditis, epicondilalgias y codo de tenista
  • Periostitis tibial
  • Fascitis plantar
  • Bursitis de cadera, hombro, codo o rodilla
  • Esguinces de ligamentos: tobillos rodillas, codos, muñecas
  • Lumbalgias, ciáticas, dorsalgias, dolores cervicales
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Roturas fibrilares o musculares
 

Hay que tener también en cuenta que la técnica EPI generalmente se emplea solo en adultos y que no se puede aplicar en mujeres embarazadas, pacientes oncológicos ni en caso de que exista bacteremia (presencia de bacterias en sangre).

¿Cuánto tiempo tardan en notarse los efectos de la EPI?

Los efectos de un tratamiento con EPI empiezan a notarse ya a partir de la primera sesión. Tras su aplicación, se consigue un efecto analgésico en la zona y, además de disminuir el dolor, mejora la microcirculación. Las modificaciones en la estructura del tejido blando y su respuesta se producen de forma inmediata en tiempo real.

Habitualmente son necesarias entre 3 y 5 sesiones para conseguir una recuperación completa, que se ajustan según las necesidades del paciente. Las sesiones suelen durar entre 30 minutos y una hora, distribuidas de forma semanal. No obstante, el espaciamiento entre sesiones y la  duración del tratamiento dependerá siempre de la patología y de las características de cada paciente a tratar.

Llama o escríbenos un whatsapp para conocer si la técnica EPI® puede ayudarte con tu lesión