Tendinopatía, tendinitis, tendinosis ¿cuál es la diferencia?

A lo largo de su vida, los deportistas de élite, aficionados al deporte y trabajadores que realizan operaciones mecánicas repetitivas sufren molestias y lesiones tanto musculares, como de tendones o de huesos. Los trastornos asociados a los tendones, que se localizan en zonas como las rodillas, las muñecas, los codos, los hombros y los talones, generan confusión a menudo, usando como sinónimos términos que parecen similares como tendinopatía, tendinitis y tendinosis, pero cuyo significado es realmente diferente.

En este artículo vamos a analizar cuáles son las principales diferencias y síntomas de estas lesiones recurrentes para que puedas conocerlas en profundidad, prevenir su aparición y solicitar un tratamiento de fisioterapia EPI adecuado que te ayude a recuperarte con mayor rapidez y seguridad.

Durante muchos años todas las lesiones del tendón por sobrecarga se conocían como tendinitis, pero durante la última década, a raíz de nuevos estudios, se han establecido diferentes clasificaciones para este tipo de lesiones. Actualmente, tendinopatía es el término que se utiliza para englobar los cuadros clínicos que afectan al tendón y las estructuras que lo rodean y que han sido provocados por una sobrecarga. Solo debemos hablar de tendinitis cuando hay un proceso inflamatorio en el tendón.

¿Qué es la tendinopatía?

Más de la mitad de las lesiones que sufren los deportistas profesionales y aficionados al deporte durante su vida están asociadas a las tendinopatías que engloban dolencias como: la tendinitis, la tendinosis, las entesopatías y la paratenditis.

Los síntomas de las tendinopatías son variados, aunque generalmente se asocian a un dolor agudo durante el desarrollo de movimientos donde los tendones ejercen su misión principal: ensamblar las articulaciones y los músculos para crear un perfecto dinamismo de los huesos. Una tendinopatía también puede detectarse por la inflamación en la zona de los tendones. En ocasiones, esta inflamación no se concentra específicamente sobre el tendón sino sobre los tejidos anexos que lo rodean.

El tendón más dañado de todo el cuerpo suele ser el tendón supraespinoso ubicado en la zona central interna del hombro. Aunque no lo creamos, es la parte del cuerpo que más desgastamos durante los movimientos rutinarios de la vida.  

Entre las causas de tendinopatías más frecuentes están las acciones y posturas repetitivas, así como los sobre-entrenamientos que fuerzan un uso excesivo de los tendones, provocando una sobrecarga.

Del mismo modo, los desequilibrios en nuestra biomecánica del cuerpo (que nunca es del todo simétrica), también pueden forzar el desarrollo de pequeños traumatismos que acaben desembocando en una tendinopatía.

Cada deporte tiene sus movimientos particulares que influyen en la localización y alcance de las lesiones. Por ello, deportes como el baloncesto y el fútbol están asociados a lesiones recurrentes en los tendones de aquiles, tobillos y muñecas; mientras que las lesiones de balonmano se centran en los hombros y, en el tenis, en las muñecas. El cuerpo siempre responde de forma lógica a los esfuerzos.

¿Qué es la tendinitis?

La tendinitis es un tipo de tendinopatía que consiste en la inflamación del tendón y sus zonas anexas a causa de un traumatismo o de una enfermedad de tipo reumatoide. Conlleva sensaciones dolorosas que se localizan principalmente en los hombros, codos, muñecas y talones.

Existen varios tipos de tendinitis. Entre las más comunes están: la epicondilitis lateral o famoso “codo de tenista”, la epicondilitis medial, la tensionovitis DeQuervain, la tendinitis del manguito de los rotadores y el pulgar en resorte o “dedo en gatillo”.

Los principales síntomas de la tendinitis son un agudo dolor y una gran sensibilidad al realizar ciertos movimientos, el dolor nocturno localizado en la zona del tendón durante el reposo y el detrimento en la movilidad y la fuerza del miembro donde se sitúa el tendón. En general, las sensaciones de dolor son realmente molestas e impiden el correcto movimiento de las articulaciones. Aunque, en la actualidad, gracias a los tratamientos de fisioterapia y a técnicas como la electrólisis en las tendinitis, se ha avanzado mucho en su tratamiento.

Inicialmente su gravedad es leve y su duración aproximada suele ser de pocos días, por lo que no lleva aparejada la modificación estructural del tendón.  Las causas de la tendinitis son variadas y la edad, lógicamente, también afecta al desgaste de los tendones, pero habitualmente las tendinitis están asociadas a sobrecargas musculares por parte de trabajadores y deportistas jóvenes. Un adecuado tratamiento de fisioterapia y la aplicación de técnicas EPI para tendinitis pueden tratar para siempre esta dolencia.

¿Qué es la tendinosis?

La tendinosis es la lesión más frecuente producida por una sobrecarga del tendón. Puede producirse a consecuencia de problemas vasculares, microtraumatismos causados movimientos repetitivos o por la degeneración de los tejidos que se produce por la edad. 

Una de sus particularidades es que debido a su larga exposición, la respuesta fisiológica inflamatoria no aparece, dado que el cuerpo ya no nos alarma de esta dolencia, digamos que la ha integrado.

Un tratamiento de EPI o Electrolisis Percutánea Intratisular y otros cuidados avanzados, son lo más indicado para corregirla y recuperar el bienestar.

Recomendaciones generales de cuidado y recuperación para tendinopatías

Te recomendamos que implementes una serie de medidas para evitar el desarrollo de cualquier tipo de tendinopatía. Antes y después de la actividad deportiva o laboral realiza estiramientos musculares y un adecuado calentamiento. Intenta evitar los movimientos repetitivos y varía los tipos de ejercicios isométricos e isotónicos. Ejecuta los ejercicios con posturas correctas.

Si trabajas con peso, su aumento debe ser progresivo durante la jornada o sesión. Sé consciente de tus límites y no sobrecargues tus músculos. En caso de que los sobrecargues, aplica frío en las zonas con molestia para mitigar su inflamación.

Refuerza tu alimentación acudiendo a un profesional de la nutrición. Intenta incluir antioxidantes con vitamina E, A y C en tu dieta.  Acude a un especialista en fisioterapia de forma regular, y si eres un deportista avanzado o profesional, te recomendamos  que analices tu dinámica con un estudio biomecánico de la marcha.

Si ya estás sufriendo alguna tendinopatía, infórmate sobre la Electrolisis Percutánea Intratisular. Es un tratamiento de gran eficacia para superar este tipo de dolencias, prevenirlas, acelerar su curación y mejorar el rendimiento deportivo.

Llama o escríbenos un whatsapp para conocer la técnica que mejor se adapta a tu lesión